Agenda de la Empresa – Entrevista Manuel Illanes: “El principal reto, desarrollar la tecnología social”

La implicación del Grupo empresarial TOPdigital con el mundo de las Smart Cities se remonta a 2014, cuando impulsó el proyecto Málaga CitySense, una aplicación móvil iniciativa del Área de Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Málaga, que nació con el objetivo de optimizar el modelo de recogida de datos dentro de la ciudad, intentando optimizar el volumen y coste de instalación de sensores en la misma y generando, al mismo tiempo, un sistema de toma de datos en tiempo real sin costes para la administración y en el que se hace partícipe al ciudadano en el proyecto.

CitySense nace como un proyecto de participación ciudadana que tiene como principal objetivo generar nuevas experiencias colaborativas de los usuarios con la ciudad permitiendo al ciudadano actuar como sensor. Los ciudadanos colaboran activamente con la ciudad en la generación de datos abiertos a través de la lectura de los sensores de los smartphones en los que sea instalada la aplicación, enviándolos a la ciudad de forma anónima y segura.

Manuel Illanes, CTO del Grupo empresarial TOPdigitalDurante los dos años en los que Citysense fue desarrollada obtuvo más de 1.000 usuarios concurrentes, que colaboraban de forma activa en la generación de datos para la ciudad, contando tanto con ciudadanos como con técnicos municipales en el desarrollo del proyecto.

Actualmente, el proyecto Citysense se encuentra en evolución en un modelo Smart City más centrado en el ciudadano, donde los elementos de toma de datos sensóricos se ven complementados con nuevos canales de comunicación entre los ayuntamientos-ciudadanos-empresas.

Citysense consume los datos abiertos publicados en la plataforma CKAN de datos abiertos de la ciudad con el objetivo de adecuar el formato de información a un modelo más amigable, ya que las plataformas Open (debido al modelo de datos utilizado con la base de su reutilización) visualmente no están orientadas al usuario final, siendo normalmente utilizadas por usuarios con un conocimiento técnico avanzado.

De esta forma, conseguimos que la información publicada por la ciudad sea más accesible por un mayor volumen de usuarios, que de otra forma no serían conscientes de su existencia, y dando así un mayor sentido a las inversiones realizadas por las instituciones públicas en crear y mantener los datos de los portales de transparencia, que normalmente tienen un tráfico muy limitado.

Desde el Grupo TOPdigital creemos que la participación ciudadana constituye uno de los principales pilares sobre los que se sustentarán las Smart Cities y, por ello, debemos acercar el gap tecnológico existente entre los ciudadanos a la tecnología que la ciudad pone a su disposición. Algo que se debe llevar a cabo mediante modelos transparentes y participativos, que permitan a los ciudadanos disponer de una percepción real de las inversiones que se realizan y permitiéndoles tener voz y voto dentro de un modelo de gobierno participativo.

Adicionalmente, entendemos que es fundamental que el tejido empresarial de la ciudad disponga de un espacio dentro del proyecto, permitiéndoles contactar con los ciudadanos a través de tecnologías actuales que optimicen los modelos de marketing, captación y fidelización de usuarios. Convencer a los ciudadanos del potencial de estos proyectos es el principal hándicap, que supera con creces al reto tecnológico.

Para convencer a la ciudadanía debemos trabajar en la fiabilidad de estos nuevos canales, simplificando y unificando todas las herramientas y ventajas en un único canal homologado. Este canal debe permitir realizar desde consultas administrativas, conocer las noticias y eventos de la ciudad o disponer de la información Open de la que dispone la ciudad sin obligar al usuario a utilizar múltiples sistemas o aplicaciones, y dotando de mayor peso y contenido al proyecto como herramienta de uso diario para los ciudadanos.

Fomentar la ciudadanía colaborativa debe ser uno de los objetivos en la primera fase del proyecto, incentivando al ciudadano a usar la app, permitiendo obtener ventajas a través del uso y fomento de la misma, ya sea en servicios públicos de la ciudad, en aparcamientos, reservas de espacios públicos, a través del tejido empresarial de la ciudad o de modelos de ofertas específicas para el proyecto.

Consideramos que las políticas a seguir para el desarrollo sostenible de comunidades deben estar enfocadas en tres elementos: desarrollos de políticas de transparencia basadas en el reglamento de la Ley de Transparencia, reducción de la brecha digital y neutralidad tecnológica.

El principal reto de la democracia participativa y el gobierno abierto es el de hacer entender al ciudadano qué beneficios puede aportarle en su vida real este nuevo modelo de canales de comunicación y que estos sean percibidos como un valor tangible y adecuado a las necesidades de la mayoría, no solamente accesibles a aquellos perfiles con una mayor formación TIC. El principal reto al que nos enfrentamos es el de desarrollar tecnología social, centrada en el ciudadano y en la reducción de la brecha digital.

El empoderamiento ciudadano debe favorecer la concienciación de la sociedad, tanto a nivel individual como colectiva, articulando desde las administraciones los procesos con el objetivo de que la ciudadanía pueda ejercer su derecho a desarrollar una participación activa en la toma de decisiones que permita impulsar cambios reales en la sociedad.

  Fuente: Agenda de la Empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *